Dormitorios juveniles

Felicidad es darle la vuelta a la almohada y seguir durmiendo